Loading
http://www.otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/585genegk-is-98.jpglink
http://www.otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/ZEE Puerto Chiapas.gk-is-98jpeglink
http://www.otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/acciongk-is-98.jpglink
http://www.otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/represa de violenciagk-is-98.pnglink
«
»
  1. 0
  2. 1
  3. 2
  4. 3

Crece la resistencia a la explotación de recursos naturales en México

Artículo publicado el 30 de diciembre del 2017 en la revista en línea Sputnik Mundo

CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La resistencia a la "voracidad de las multinacionales" que extraen minerales y petróleo y explotan gigantescos proyectos hidroeléctricos, es una creciente batalla social de las comunidades originarias, dijo a Sputnik la dirigente de la asociación civil Otros Mundos, Claudia Ramos.

"La resistencia contra la agudización del modelo extractivo es notable hace más de 10 años en estados del sur del país, como Chiapas [fronterizo con Guatemala], frente a la agresiva expansión de la minería de empresas canadienses, británicas y chinas", dijo la activista.

Esos conflictos entre ambientalistas y empresas multinacionales dedicadas a explotar recursos no renovables, ocurren "más allá de la coyuntura electoral, porque el modelo extractivo amoral es un despojo con una lógica depredadora que no cambia en las ofertas políticas", observó.

Según Ramos, hay por lo menos un centenar de concesiones mineras en Chiapas, y la cuarta parte de ellas se concentran en dos municipios, Escuintla y Acacoyagua, corazón de la histórica región del Soconusco que desde la época colonial conectó el centro de México con América Central a través del istmo de Tehuantepec.

Según los testimonios recogidos por Otros Mundos, que integra la red internacional Amigos de la Tierra, en el centro de los conflictos de las comunidades indígenas están los intereses de empresas extranjeras, como la china Honour Up Trading, o las canadienses Riverside Resources y Blackfire Exploration.

Esta última explota 360.000 toneladas anuales de barita (sulfato de bario), utilizada para los lodos que se inyectan en la construcción de pozos petroleros.

Estas compañías han demostrado su agresividad para defender las concesiones otorgadas por el Estado, según la activista.

Leer más:Crece la resistencia a la explotación de recursos naturales en México

Chiapas: Denunciamos el hostigamiento del Ejército Mexicano contra las comunidades de los Montes Azules

Compartimos el comunicado del Movimiento Reddeldía de los Montes Azules que firmamos como Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra México

Reserva de la Biósfera de los Montes Azules, Chiapas, México
A 10 de enero del 2018

Denunciamos el hostigamiento del Ejército Mexicano contra las comunidades de los Montes Azules

Denunciamos que ayer, martes 9 de enero, entró el Ejército mexicano a nuestro territorio, usando la fuerza para provocar y asustar a la población. Entre las 13 y 16 horas, dos aviones del Ejército mexicano sobrevolaron toda la zona de Amador Hernández, es decir los ejidos Amador Hernández, Pichucalco, Nuevo Chapultepec, El Guanal, Plan de Guadalupe y Candelaria del municipio de Ocosingo, en la Reserva de la Biósfera de los Montes Azules, en el estado de Chiapas, México.
 
Después de que se retiraran los aviones, llegó un helicóptero del Ejército mexicano que en un primer intento, aterrizó cerca de una casa dentro del Ejido Amador Hernández, desprendiendo su techo. Finalmente, aterrizó a un costado de la pista de aterrizaje que usamos en el ejido para transportarnos en casos de emergencia.
 
Del helicóptero bajaron 9 elementos del Ejército, a quienes la autoridad de la comunidad fue a preguntar qué estaban haciendo en nuestro territorio. Contestaron que estaban "buscando una avioneta que se había caído en la zona" y pidieron permiso para revisar la zona, agregando que "no tenían idea" de dónde se encontraban. La autoridad explicó que no podían pasar ya que existe un acuerdo comunitario que prohíbe la entrada del Ejercito a la comunidad. Poco a poco se juntaron alrededor de 300 personas de la comunidad, con la mujeres en primera fila, que llevaron pacíficamente a los militares hacia la carretera para que regresaran al 38º Batallón de Infantería ubicado en el poblado de San Quintín, en Ocosingo, de donde provenían.
 
Mientras tanto, el helicóptero que había aterrizado y en el que se había quedado el piloto regresó a buscar refuerzos al 38º Batallón. Cuando volvió el helicóptero, aterrizó nuevamente en un potrero en la entrada del ejido y bajaron otros 9 elementos del Ejército. Cuando se juntaron los 18 elementos del Ejército, la comunidad, otra vez encabezada por las mujeres, les fue a repetir que se retiraran y pidió a un camión de volteo que pasaba en la carretera que los llevara a su Batallón. La población se quedó asustada y preocupada, pero también organizada, al pendiente de un nuevo intento del Ejercito de invadir su territorio.

Leer más:Chiapas: Denunciamos el hostigamiento del Ejército Mexicano contra las comunidades de los Montes...

Solidaridad con Palestina: Firma la declaración del movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra Israel en México

Compartimos la Declaración del movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra Israel en México que les invitamos a firmar

En el 2004 nace la campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra Israel. Se trata de un llamado lanzado por más de 170 organizaciones de la sociedad civil palestina a la comunidad internacional pidiéndole que aplique dichas medidas coercitivas "hasta que Israel cumpla con el Derecho Internacional y los principios universales de los Derechos Humanos".

El objetivo principal del BDS es dar fin a las políticas que el régimen sionista implementa en Palestina desde 1948, cuyos tres rasgos principales son: ocupación, colonización y apartheid.

La campaña no se dirige contra las ciudadanas y ciudadanos del Estado judío, ni mucho menos contra los judíos del mundo (muchos judíos participan en el BDS, también dentro de Israel), sino contra las instituciones que sostienen y financian dicho régimen opresor.

Razón por la cual, como organizaciones, grupos y colectivos defensores de los derechos humanos, protectores del medio ambiente y promotores culturales en México, los abajo firmantes nos unimos al llamamiento de la sociedad palestina para no consumir productos provenientes de los territorios ocupados y productos cómplices de la ocupación en Palestina. Y además nos comprometemos a apoyar cada una de las campañas dirigidas a exponer los crímenes de ocupación y apartheid que el régimen ocupante sionista comete contra el pueblo Palestino.

Leer más:Solidaridad con Palestina: Firma la declaración del movimiento de Boicot, Desinversiones y...

Guerrero: La fuerza letal del Estado contra el CECOP

Artículo de opinión publicado por el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, a 8 de enero 2017, tras la detención del vocero del Concejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa la Parota (CECOP), Marco Suástegui Muñoz y su hermano Vicente Suástegui Muñoz

>> MANDA LA ACCIÓN URGENTE <<

El 28 de julio de 2003 en la región del río Papagayo se gestó un movimiento emblemático protagonizado por hombres y mujeres que habitan en el Acapulco rural y que viven fundamentalmente de lo que producen en el campo y lo que llegan a pescar en el río. Es un movimiento que nació a contrapelo de las políticas privatizadoras del gobierno federal y cuyo eje de su lucha se centra en la defensa de sus bienes naturales. Se organizaron al ver que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) incursionaba sin permiso a su territorio, trasladando maquinaria pesada para realizar los trabajos previos a la construcción de la cortina que tendría una altura de 190 metros para almacenar el agua del río Papagayo y edificar el megaproyecto de la presa hidroeléctrica conocida como La Parota.

Los campesinos pobres del Acapulco paradisiaco que conocen los turistas nacionales e internacionales forman parte de las estadísticas del oprobio. Son los sectores más depauperados. Lo contrastante es que en sus tierras nace el agua que abastece a todos los negocios del Acapulco empresarial. Por sus calles corren las aguas negras porque a los presidentes municipales no les alcanza el recurso para construir el drenaje y garantizar el acceso al agua dentro de sus viviendas. Estos hombres y mujeres que no cuentan con un empleo seguro conformaron el Concejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa la Parota (CECOP) como una instancia de los pueblos en resistencia para defender su territorio y el gran afluente del río Papagayo. Fue una lucha tenaz, las mujeres instalaron plantones para impedir la entrada de los trabajadores de la CFE. Los jefes de familia reavivaron las asambleas y apelaron a las instancias jurídicas para hacer frente a la embestida del Estado que diseñó una estrategia burda para comprar conciencias y realizar asambleas espurias simulando consultas para autorizar la construcción de la hidroeléctrica. Desde aquellos años, los tres niveles de gobierno utilizaron a las corporaciones policiales para impedir que los miembros del CECOP entraran a las asambleas y participaran plenamente como comuneros con derechos.

Leer más:Guerrero: La fuerza letal del Estado contra el CECOP

Más Artículos...

  1. Chiapas: 9 compañeros de La Sociedad Civil Las Abejas de Acteal detenidos en Los Chorros, Chenalhó
  2. Necesitamos voluntarios para Bioconstrucción en San Cristóbal de las Casas, Chiapas
  3. Las Abejas de Acteal conmemoran 20 años de la Masacre y celebran 25 años de organización
  4. ¡Descubra la página web de nuestro Centro Ecológico Alter Natos y apoya la campaña!
  5. El Acuerdo REDD+ entre California-Acre-Chiapas: Legalizando los mecanismos de desposesión

Recibir el Boletín Mensual

RSSfacebooktwitteryoutube