Loading
http://www.otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/BertaViveCopinhSigue.gk-is-98jpeglink
http://www.otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/destacada witnessgk-is-98.pnglink
http://www.otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/gus16enerogk-is-98.jpglink
http://www.otrosmundoschiapas.org/modules/mod_image_show_gk4/cache/gusjusticiagk-is-98.pnglink
«
»
  1. 0
  2. 1
  3. 2
  4. 3

La construcción de represas desplazan a comunidades enteras y contribuyen al calentamiento global: Ecologistas

La construcción de represas desplazan a comunidades enteras y contribuyen al calentamiento global: Ecologistas

Mapder, Redlar y Carlos Rovirosa, llaman a tabasqueños a evitar la construcción de la presa de Boca del Cerro

CECILIA VARGAS. http://www.la-verdad.com.mx
represasHay que buscar alternativas para que ya no pase lo que esta sucediendo en todo el país, proyectos hidráulicos que vayan por encima de la gente, de los derechos de los pueblos, lograr condiciones mínimas, el derecho a la información, a la consulta, “que la vida sea para la vida y no para la muerte”.
    Planteó el defensor de derechos humanos Marco Von Borstel, durante el foro: “El Plan Hídrico de Tabasco, como parte de los megaproyectos hidroléctricos .Su impacto socioambiental sobre las comunidades, la vida de la gente, la cultura y el territorio”, organizado por el Movimiento Ecologista de Tabasco (Metab) y realizado en el Tintillo el domingo reciente.
    El coordinador  del área de Represas de la organización Otros Mundos/ Amigos de la Tierra, México y miembro del capítulo Mesoamericano de la Red Latinoamericana de Afectados por las Represas, una ponencia en relación a la lucha que libran desde hace seis años pobladores de la comunidad  del Zapotillo en Jalisco en contra de la construcción de una presa.
    En tanto su compañero el sociólogo Gustavo Castro,  director de la organización civil Otros Mundos /Amigos de la Tierra Internacional y miembro de la coordinación de la Red Latinoamericana de Afectados por las Represas (Redlar) y del equipo coordinador del Movimiento Mexicano de Afectados por las represas (Mapder), hablo de los problemas sociales, ambientales y culturales que provocan las represas.  Ambos ponentes compartieron puntos de vista con los asistentes y el ingeniero Carlos Armando Rovirosa Priego quien ofreció una visión crítica de Programa Hídrico de Tabasco.
    Los tres ponentes coincidieron en la urgencia de detener la construcción de la presa en Boca del Cerro, Tenosique, cuya obra se licitará  el año próximo según adelantó, a los asistentes de los ejidos de la zona del Tintillo y los aztlanes, Gustavo Castro.
    En relación a ese asunto, el ingeniero Carlos Rovirosa Priego, advirtió a quienes promueven ese proyecto: “No tiene idea de lo que está hablando pero a pesar de eso siguen trabajando en ese proyecto, que hay que parar en seco, para que se olviden de el”. Aseguró que el daño que provocaría esa presa,  no solo sería aguas arriba del Usumacinta que podría ocasionar incluso un problema internacional con Guatemala; y río abajo significaría sepultar sitios arqueológicos importantes de Chiapas, como los de Bonapak y Yaxilan.  Yaxilan quedaria 30 o 40 metros abajo del agua, desaparecería, así como comunidades que viven a la orilla del Usumacinta, pero también se   disecarían los pantanos de Centla.
    No tienen idea de la profundidad que tiene ese cañón como para pretender construir una cortina, reiteró.  En ese foro, Rovirosa Priego expuso que defenderá, incluso con su vida, para impedir que se construya la presa en Boca del Cerro.
    Por su parte Gustavo Castro en relación al mismo tema, reiteró que en el 2012 se inicia la licitación para la construcción de la presa en Boca del Cerro. Cuando la licitación se inicia, explicó Castro,  el proyecto lleva adelantados estudios de tipo geológico porque hay muchos intereses de grandes constructoras para hacer negocios con las obras, sin importarles si funcionan o no o el daño que causen.
    Si rompen Tenosique, continuarán con la construcción de cuatro presas más sobre el río Usumacinta, por lo que llamó  a las organizaciones tabasqueñas a sumarse a una gran frente, para evitar que se inunden selvas, casa y grandes centros arqueológicos de la región.
    Mencionó que en Guatemala ya se han organizado comunidades indígenas en un Frente Petenero y que una de sus metas es realizar una reunión en Tenosique con agrupaciones tabasqueñas y en general mexicanas en meses próximos. El Movimiento Ecologista de Tabasco, organizador de este foro fue invitado  a la reunión que el Frente Petenero llevará a cabo en territorio tabasqueño en los meses próximos, para iniciar una lucha conjunta con el propósito de parar ese proyecto, los dirigentes de Metab, Javier Torres y Rosa María Sánchez, se comprometieron a asistir.  El coordinador del Movimiento Mexicano de Afectados por las Represas (Mapder) y de la Red Latinoamericana de Afectados por las represas,  expuso que ya es tiempo de que parar la construcción de represas y de buscar otra forma de vida, de generar energía y gestionar agua Informó que en todo el mundo hay más de 50 mil grandes represas y en México 5 mil, 600 de ellas de gran magnitud y que ello ha implicado desplazar, a nivel mundial, a 80 millones de población mayoritariamente indígena y campesina. Habría que verificar quiénes se han beneficiado de la producción de energía eléctrica en esas presas, para quién ha servido el desarrollo,  porque muchas veces las comunidades desalojadas ni siquiera disponen de ese servicio y si lo tienen muy caro,  afirmó.
    A cambio esas comunidades ocupadas, han sido desplazadas de sus tierras  productivas, con lujo de violencia y les prometieron a cambio viviendas, escuelas, clínicas carreteras  y no tienen nada de eso.
    Mencionó que para la construcción de la presa hidroeléctrica La Parota en Guerrero, se pretende desalojar a 25 mil ejidatarios  para proporcionar energía a los hoteles de Acapulco.
    Y que en Guatemala fueron masacradas 400 personas para construir una presa que el Banco Mundial calificó térmicamente mal hecha, pero como representaba mucho dinero para los constructores, se masacró a niños, mujeres y ancianos y se desplazó a otros pobladores, a pesar de que ha sido un fracaso y se han invertido otros millones de dólares porque el transvase no funcionó. En Toda América Latina los gobiernos siguen construyendo y represando ríos, y nosotros consideramos que construir tantas represas,  bloqueando tantas cuencas no nos beneficia. Mencionó que se ha represado el 60 por ciento de los ríos en todo el mundo y que el Banco Mundial en el año 2000, durante la Convención Mundial de Represas dio a conocer un informe  que dice, que,  efectivamente las represas han generado un impacto social, ambiental y cultural.  La Comisión Mundial de Represas también aceptó que estas producen más inundaciones, debido también al cambio climático, que impide calcular  que cantidad de agua caerá en todo el mundo, pero además vemos que hay demasiados huracanes, sequías. La misma Comisión Mundial, afirmó, dice que las represas producen n  el 5 por ciento de los gases efecto invernadero del planeta;  la capa vegetal y animal que se pudre bajo del agua, produce gas metano, más en las zonas de selva.
    Tenemos, dijo, Castro que encontrar la manera de generar energía con otras fuentes, porque río abajo los efectos son el desplazamiento de miles de pobladores, pero también se afecta la biodiversidad.
    Los gobiernos siguen insistiendo en la construcción de mas y mas represas en el país a costa del desplazamiento de la población indígena y campesina a la que nunca se consulta, por el contrario se le desaloja con lujo de violencia.
    Tanto la Conagua como la Comisión Federal de Electricidad todos los días y en todo el país incurren en ilegalidades para justificar la construcción de represas. En La Parota la gente dijo no a presa y solicitaron una consulta, pero la CFE compró a líderes, dividió a la comunidad, hizo asambleas ilegales, rescato muertos para justificar que estuvieron en la asamblea, en tanto los inconformes recurrió a demandas y amparos, y las ha ganado todas , pero la comisión sigue insistiendo en la ilegalidad y reprimiendo a la gente. Mencionó que el cambio climático y la deforestación está generando problemas de azolve en los ríos, cuando se inundó Tabasco, en Chiapas observamos inundaciones inusitadas. Gustavo Castro sostuvo que el tapón del Alto Grijalva en el 2008, fue provocado, según información recogida en la zona y con periodistas que después fueron amenazados de muerte, luego de informar que encontraron indicios de pólvora y de detonaciones en la noche anterior al deslave que sepultó  a un pueblo.
    Independientemente de eso, el pedazo de montaña que se cayó debe haber azolvado las presas que también sufren de un proceso de salinización. Por su parte Marco Von Borstel dijo que construir presas es un gran negocio “hay mucho billete que se llevan al la bolsa”, a pesar de que hay hidroeléctricas que solo funcionan al 20 y 30 por ciento.
    En relación a la lucha que se libra en el Zapotillo, Von Borstel dijo que son  4 mil 200 hectáreas que se inundarían para obtener 86 metros cúbicos de agua, con una inversión total de 9 mil millones de pesos, de los cuales una parte se la llevará un empresa española y la otra la Peninsular de Jorge Hank Rhon, las cuales serán además premiadas con una concesión por 25 años.
    El primero de marzo de este año, 120 personas, logramos bloquear los trabajos que realizaban 500 obreros en  la presa del Zapotillo,por una semana paramos la obra y logramos., por primera vez que el Secretario de Gobernación se sentara a la mesa con la gente. Se abrieron tres mesas de trabajo que trabajaron mes y medio, para analizar los diferentes problemas que provocaría la presa, ganamos con argumentos de expertos científicos y técnicos y especializados en derechos humanos,  demostrando que la comunidad tenía la razón.
    En respuesta el Secretario de Gobernación, se levantó de la mesa y dijo: si vuelven a tomar la presa los metemos al bote. La presa se hará y punto, y se fue.  Afirmó el defensor de derechos humanos que uno de los primeros derechos que, en estos casos se violan, es el acceso a la información; en el caso de los habitantes del  Zapotillo acudimos al IFAI y este respondió que, no les podía proporcionar el proyecto de la presa, porque su difusión pondría en riesgo la seguridad y la vida de personas. Después el derecho a la consulta, nunca se les pregunta a las comunidades si quieren o no esas obras, simplemente se les desplaza y reprime y el resarcimiento de los daños nunca llega, afirmó  Von Borstel. Lo mismo está sucediendo a las comunidades de  Temacapulin, Acatzingo y Palmarejo, prosiguió, una de ellas con casi catorce siglos de historia, en donde existen petroglifos y una basílica de 250 años, que actualmente resisten para impedir que se construya una presa para llevar agua a Guanajuato y que sus pueblos queden sepultados con agua. A integrar un frente común  para buscar otras formas de generación de energía y alternativas que podrían presentar a los gobiernos, en los que se incluyan los derechos de todos y todas.
    La lucha en contra de los embalse no es solo para defender a comunidades como la del Zapotillo o Temacapulin, sino para que no sucedan cosas como las de Tabasco y otros estados del país, que los proyectos no pasen por encima de la gente, de los derechos de los pueblos, agregó.

Seminario Otros Mundos: Martes de cine DESIERTOS DE ACEITE. La Palma Africana en Chiapas

Seminario permanente de la sustentabilidad
invita:

Martes de cine (con conciencia) en Kinoki


este martes 20 de septiembre, a las 7:30pm:

Presentación del Documental

DESIERTOS DE ACEITE. La Palma Africana en Chiapas.

entrada gratuita, y con debate posterior, en:

FORO CULTURAL INDEPENDIENTE KINOKI
Belisario Domínguez 5A esquina con el Andador Guadalupano
centro de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.


seminario

Realizado por ECO ESTRATEGIAS EN COMUNICACIÓN y Producido por OTROS MUNDOS AC-AMIGOS DE LA TIERRA MÉXICO y RED LATINOAMERICANA CONTRA LOS MONOCULTIVOS DE ARBOLES (RECOMA).
El día 21 de Septiembre 2011 se conmemora el Día mundial contra las plantaciones y monocultivos.

Incluye declaraciones de productores, representantes de Gobierno y integrantes de movimientos sociales e indígenas.

Las plantaciones no son bosques. Y la palma de aceite ahora se vende bajo el título de “reconversión productiva” con engaños a los campesinos y pueblos indígenas. Se dice que es mejor vender el fruto a los empresarios que lucrarán con él, que sembrar maíz, frijol, entre otros productos necesarios para la vida de las comunidades. Siembran palma y se les prohíbe cortarla en 30 años; les prometen riqueza y se quedan en pobreza; se les convence que con las plantaciones ganarán dinero vendiendo oxígeno y aportando a las soluciones al cambio climático, y no ven más que esclavitud. Los monocultivos forestales y de otro tipo no traen más que muerte y destrucción. Si no actuamos a tiempo, la crisis climática nos llegará al límite sin retorno.

TRAILER:

http://seminariootrosmundos.blogspot.com/

EL ESCARAMUJO 23: REPRESAS HIDROELÉCTRICAS EN PANAMÁ

EL ESCARAMUJO año 5 número 23:escaramujo

REPRESAS HIDROELÉCTRICAS EN PANAMÁ

 
 
Nieves Capote Figueroa
Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México
Septiembre de 2011, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México

DESCARGAR: AQUÍ (.pdf 6 págs. 128.8Kb)

Ver también: LAS REPRESAS EN EL PROYECTO MESOAMÉRICA , REPRESAS HIDROELÉCTRICAS EN MÉXICO Y GUATEMALA , REPRESAS HIDROELÉCTRICAS EN EL SALVADOR Y COSTA RICA, REPRESAS HIDROELÉCTRICAS EN HONDURAS y REPRESAS HIDROELÉCTRICAS EN NICARAGUA

Panamá ha realizado cambios legales que facilitan la privatización del sector eléctrico y la inversión en hidroeléctricas. En 2006 el sector privado inició un vigoroso proceso de inversión en generación, particularmente en el desarrollo hidroeléctrico. A partir de 2006 –durante el gobierno de Martín Torrijos– los derechos de propiedad sobre el agua de los principales ríos de Chiriquí empezaron a pasar a manos privadas por 50 años prorrogables, según los contratos de concesión para construir hidroeléctricas. En casi todos los casos, las concesiones fueron gratuitas.  Muchas de esas empresas luego vendieron sus derechos a precias altos a otras empresas, en transacciones privadas que no aportaron nada al Estado.

En la actualidad existen 15 proyectos hidroeléctricos en construcción con una inversión estimada de 1.353,1 millones de dólares. Los proyectos en construcción, de acuerdo con los cronogramas de ejecución, deberán estar concluidos entre septiembre de 2009 y julio de 2012 en operación comercial. Además, existen 16 proyectos hidroeléctricos más en fase de diseño final que representa una inversión de 1.024,2 millones de dólares.

Sin embargo se planea que sean 85 hidroeléctricas las que se puedan construir. Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) elaborado en 2008 determinó que el 98% del agua que corre por el río Chiquirí Viejo fue concesionada para el uso de hidroeléctricas. Solo el 2% quedará libre para otros usos.

HIDROELÉCTRICAS PANAMÁ

-Hidroeléctrica Algarrobos:  en el caudal de la quebrada Algarrobos y el río Casita de Piedra hasta el río Chiriquí promovido por Unión Fenosa. Inició operaciones l 18 de junio de 2009,.Los Algarrobos es una planta hidroeléctrica sin presa pero con un canal de desviación. Se ha inscrito para MDL desde 2005,por parte de Unión Fenosa en España, haciendo una estimación de  emisiones evitadas a lo largo del periodo de acreditación (21 años) de 810.600 ton CO2. La obra requerirá una inversión estimada en 21.7 millones de dólares.

-Hidroeléctrica Tabasará: comprende dos fases, Tabasará I y II, cuya área de funcionamiento se extiende a las provincias de Chiriquí y Veraguas.  En construcción, se pretende terminar las obras en 2012.

-Hidroeléctrica Paso Ancho: consiste en una presa de 25 m de alto, de tierra, piedra y concreto rolado, sobre el río Chiriquí Viejo. Registrada en MDL. La tenía la empresa Intercarib, fue vendida al hermano del ex canciller Samuel Lewis Navarro, José Guillermo Lewis Navarro. Pertenece a Paso Ancho Hydro Power S.A.

-Hidroeléctrica El Sindigo: situada en el corregimiento de Caldera, distrito de Boquete, provincia de Chiriquí, aprovechando las aguas provenientes del río Los Valles. Se reimpulsa la concesión en 2010 y se espera esté finalizada en 2013. Está en MDL desde 2008.

-Hidroeléctrica Changuinola: También conocida como Chan 75, en Bocas del Toro, pertenece a AES. Se planea su inauguración este 2011. Originalmente la ejecución total del proyecto costaría representa una  600 millones de dólares, pero en 2010 aumentó en 100 millones más.

-Hidroeléctrica Los Planetas I: en la provincia de Chiquirí, ya se hicieron en marzo 2011 las pruebas operativas y entrará en funcionamiento en breve. Es de la empresa Santos de Francoli.

-Hidroeléctrica Mendre: en el río Chiquirí, se dio la concesión a Electrogeneradora del Istmo, S.A.

-Hidroeléctrica Gualaca: la construye Bontex S.A  subsidiaria de la empresa Suez Energy, el proyecto consiste en aprovechar las aguas turbinadas de la central de Los Canjilones o Estí que son descargadas en el río Estí. Tendrá un costo de 60 millones de dólares. Se proyecta para 2011.

-Hidroeléctrica Prudencia (El Corro): en el río Chiquirí. se adjudicó a la eléctrica Alternegy subsidiaria de la empresa Suez Energy. Se espera para 2012.

-Hidroeléctrica Lorena (Los Añiles): se adjudicó a la eléctrica Alternegy subsidiaria de la empresa Suez Energy. Se espera para 2012.

-Gualaca, Prudencia y Lorena forman parte del Proyecto Dos Mares, con su sistema de interconexión.

-Hidroeléctrica Macano: en las aguas del río Piedra, Bonilla y la quebrada Paraíso. Se esperaba iniciar operaciones en 2010.

-Hidroeléctrica Bajo Mina: en la cuenca del río Chiriquí Viejo, cerca de la frontera entre Panamá y Costa Rica. La construye la empresa CICSA (del Grupo Carso de Slim). Estaba previsto terminar a fin de 2010. Está en MDL.

-Hidroeléctrica Baitún: sobre el Río Chiriqui Viejo. La construye la empresa CICSA (del Grupo Carso de Slim).Se prevé termine a fin de 2011.

-Hidroeléctrica El Fraile: Río Grande, Provincia de Coclé. Se dio a la empresa Hidroibérica, S.A. Se espera comience a funcionar en junio de 2011.

-Hidroeléctrica Río Piedra: en el Río Piedras,  Colón,  Portobelo. Se di la concesión a la empresa Hidroeléctrica Río Piedra, S.A. Se espera esté terminada en octubre 2011.

-Hidroeléctrica Bajos del Totuma: en el río Colorado. Chiriquí. Se otorgó a la empresa Hidroeléctrica Bajos del Totuma, S.A. Se espera inicie operaciones en octubre de 2011.

-Hidroeléctrica Alto Lino: en el río Caldera, está en búsqueda de financiamiento.

-Hidroeléctrica El Alto: en el río Chiriquí Viejo, se dio a la empresa Hydro Caisán, S.A. Se espera entre en funcionamiento en abril de 2012.

-Hidroeléctrica Pando-Montelirio: El proyecto comprende la construcción de dos centrales de pasada (Pando de 32,9MW y Monte Lirio de 50,4MW) en el río Chiriquí Viejo, en la provincia de Chiriquí. Con financiamiento del BID, el proyecto lo ejecuta Electrón Investment, conformado por Inveravante Inversiones Universales de España y Fundación Fernando Eleta Almarán de Panamá, que también solicitó apoyo a la Corporación Financiera Internacional.   Su inicio de operaciones está planeado para enero de 2013. Ambas hidroeléctricas están en MDL.

-Hidroeléctrica Cañazas: en el río Cañazas. Veraguas -Cañazas. Se dio a la empresa Natural Power and Resources, S.A. Se espera inicie operaciones a fin de 2012. Está en proceso de validación para MDL.

-Hidroeléctrica Ojo de Agua: en el Río Grande, Provincia de Coclé. Se dio a la empresa Estrella del Sur, S.A.  Se planea para 2015.

-Hidroeléctrica La Huaca: en el río Chico y Qda La Soñado, Veraguas. Se dio a la empresa Hidronorth Corp. Se espera entre en funcionamiento en abril de 2011.

-Hidroeléctrica Tizingal o Terra4: en el río Chiquirí Viejo. Se dio ala empresa Hidroeléctrica Tizingal S. A. Se planea terminar para 2012.

-Hidroeléctrica Cochea: en el río Cochea, Chiquirí. Se dio a la empresa Hidromáquinas de Panamá, S.A. Se inaugura en 2011.

-Hidroeléctrica Río Piedra: en el Río Piedras, en Colón – Portobelo. Se dio a la empresa Hidroeléctrica Río Piedra, S.A. Se planea su inauguración en octubre de 2011.

-Hidroeléctrica Las Perlas Norte: en el río Perlas, en Chiquirí-Boquerón. Se dio a la empresa Las Perlas Norte S.A. Se planea que esté en operación en mayo 2012.

-Hidroeléctrica Las Perlas del Sur: en el río Perlas, en Chiquirí-Boquerón. Se dio a la empresa Las Perlas Sur S.A. Se planea que esté en operación en mayo 2012.

-Hidroeléctrica Bajo Frío: en el Río Chiriquí Viejo. Se dio a la empresa Fountain Intertrade, Corp. Inicaría operaciones en 2013.

-Hidroeléctrica Santa María: La autoridad de servicios públicos de Panamá (ASEP), otorgó en enero de 2011 la concesión a Mifta Power Inc, para construir y explotar el proyecto hidroeléctrico Santa María. Dicha represa hará uso de las aguas del río Santa María, en el distrito de San Francisco, provincia de Veraguas.

-Hidroeléctrica Bonyic: en la Quebrada Bonyic. Bocas del Toro, Chanquinola, El Teribe. Una presa de 38m de alto y 220m de largo. El contrato de construcción civil de US$45mn de manos de la empresa multiservicios colombiana EPM, principal accionista del consorcio Hidroecológica del Teribe, a cargo del proyecto. Se espera inicie operaciones en agosto de 2013. El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) junto a una corporación privada de EE.UU., la Corporación Interamericana para el Financiamiento de Infraestructura S.A. (CIFI), financiará con 52,1 millones de dólares esta hidroeléctrica.

-Hidroeléctrica RP-490: en los ríos Macho de Monte y Piedra, situado en los corregimientos de Paraíso y Guayabal, distrito de Boquerón, provincia de Chiriquí. Se adjudicó a Hidro Piedra, S.A. Se espera entre en operaciones en febrero de 2013.

-Hidroeléctrica Pedregalito: en el río Chico, distrito de Boquerón, Chiriquí. Generadora Pedregalito, S.A., subsidiaria de Panama Power Holdings, firmó un acuerdo con la empresa Hidráulica de Pedregalito, S.A. para la construcción de un proyecto hidroeléctrico en río Chico, a un costo de 28.7 millones de dólares. Se espera entre en operaciones en julio de 2012.

-Hidroeléctrica San Lorenzo: en el río Fonseca, en Chiquirí, San Lorenzo y Paso de ganado. Se adjudicó a la empresa Hidroeléctrica San Lorenzo, S.A. Se espera inicie operaciones en 2014.

-Hidroeléctrica Ojo de Agua: en el río Grande. Coclé, la Pintada, el Ariño. Se adjudicó a la empresa Estrella del Sur, S.A. Se planea esté terminada en 2015. Está en validación para MDL.

-Hidroeléctrica San Andrés: río Caña Blanca, en Chiquirí, Renacimiento, Santa Cruz. Se adjudicó a Desarrollos Hidroeléctricos Corp. Se planea entre en funcionamiento en 2013.

-Hidroeléctrica Santa María 82: en el río Santa María. Veraguas. Se adjudicó el estudio de impacto ambiental y viabilidad a Panamá Hydroelectrical Development Co, S.A.

-Hidroeléctrica La Palma: en río San Juan. Veraguas, Calobre. Se adjudicó a 9 Power S.A. Se planea construir entre 2012 y 2013.

-Hidroeléctrica Burica: en río Chiquirí Viejo, en  Chiquirí, Bugaba, Aserrío de Gariché. Se adjudicó su estudio a Hidro Burica, S.A.

-Hidroeléctrica Los Trancos: en la Quebrada Los Trancos. Veraguas, Santa Fé. Adjudicada a Aht,S.A. Se planea sea construida entre 2012 y 2013.

-Hidroeléctrica La Caldera: en río la Caldera. Chiquirí, Boquete, Caldera. Se adjudicó a la empresa Caldera Power, Inc. Se planea su construcción entre 2011 y 2013.

-Hidroeléctrica Barro Blanco: río Tabasará. Chiquirí, Boté, Heladero y Bella Vista. Se adjudicó a Generadora del Istmo, S.A. Se ha presentado en 2010 la solicitud para MDL.

-Hidroeléctrica Los Estrechos: en el río Cobre, en Veraguas, Cañazas y Cerro Plata. Se adjudicó a Hidroeléctrica Los Estrechos, S.A. Se planea la construcción entre 2013 hasta 2016. Está en proceso de validación para MDL.

Hidroeléctricas en Trámite de Concesión:

-Hidroeléctrica Barriles: en río Barriles, en Chiquirí, Bugaba, Volcán. Está en trámite la concesión solicitada por  Hidroeléctrica Barriles, S.A.

-Hidroeléctrica Alto Caldera: en río Caldera, en Chiquirí, Boquete y Los Naranjos. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Josué Levy Levy.

-Hidroeléctrica Candela 2: en río Candela, en Chiquirí, Renacimiento y Monte Lirio. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Café de Eleta,S.A.

-Hidroeléctrica Pedregalito II: en río Chico, en Chiquirí, Boquerón y Alanje, Tijeras y El Tejar. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Generadora Río Chico, S.A.

-Hidroeléctrica Remigio Rojas: en río Chico, en Chiquirí, Alanje y El Tejar. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por EGESA.

-Hidroeléctricas Boquerón I,II y III: río Chirigagua, en Chiquirí y Boquerón. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por GC Power, S.A.

-Hidroeléctrica Terra 5: río Chiquirí Viejo, en Chiquirí, Bugaba y Volcán. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Hidrogeneraciones Terra, S.A.

-Hidroeléctrica Chorcha: en río Chorcha, en Chiquirí, Gualaca, Los Ángeles. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Josué Levy Levy.

-Hidroeléctrica Colorado: río Colorado, en Chiquirí, Bugaba y Volcán. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Hidroeléctrica Barriles, S.A.

-Hidroeléctrica Cotito: río Cotito, en Chiquirí, Bugaba y Volcán. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Hidroeléctrica Barriles, S.A.

-Hidroeléctrica Bugaba I y II: río Escárrea, en Chiquirí, Buagaba, Sortová. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por la Empresa Nacional de Energía, S.A.

-Hidroeléctrica Gariché: río Gariché, en Chiquirí, Bugaba y Volcá. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Hidro Gariché S.A.

-Hidroeléctrica San Andrés II: río Gariché, en Chiquirí, Bugaba y Santa Marta. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Josué Levy Levy.

-Hidroeléctrica Gariché 2-3: en río Gariché, En Chiquirí, Bugaba y San Andrés. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Hidroeléctrica Santo Domingo, S.A.

-Hidroeléctrica Lalin I: río Gatú, en Veraguas, San Francisco, Los Hatillos y San Juan.  Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Panama Power Energy, Inc.

-Hidroeléctrica Lalín II: río Gatú, en Veraguas, Santa Fe y Calobre, Gatu y La Yeguada. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Panama Energy Finance, Inc.

-Hidroeléctrica Lalín III: río Gatú, en Veraguas, Santa Fe y Calobre, Gatuncillo y Chitra. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Panama Business, Inc.

-Hidroeléctrica El Remance: río Gatú, en Veraguas y San Francisco. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Hidro Occidente, S.A.

-Hidroeléctrica Gualaquita: río Gualaca, en Chiquirí y Gualaca. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Josué Levy Levy.

-Hidroeléctrica India Vieja: río Los Valles, en Chiquirí, Boquete y Caldera. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Darrin Bussiness, S.A.

-Hidroeléctrica Santa fe: río Mulaba, en Veraguas y Santa fe. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por EGESA.

-Hidroeléctrica Asturias: río Piedra, en Chiquirí, Boquerón y Paraíso. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Manuel Jaramillo -Castillo.

-Hidroeléctrica Chuspa: río Piedra, Chuspa y Quebrada Sin Nombre. En Chiquirí. Boquerón, Paraíso y Guayabal. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Navitas Internacional S.A.

-Hidroeléctrica Las Cruces: río San Pablo, en Veraguas, Cañazas y Cerro Peña. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Corporación de Energía del Istmo Ltda.S.A.

-Hidroeléctrica San Bartolo: río San Pablo, en Veraguas, La Mesa y San Bartolo. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Corporación de Energía del Istmo Ltda.S.A

-Hidroeléctrica La Laguna: río San Pablo, en Veraguas y Cañazas. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Reforestadora Cañazas, S.A.

-Hidroeléctrica Potrerillos: en Segundo Brazo y Tercer Brazo del río Cochea, en Chiquirí, Dolega y Potrerillos. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Fuerza Hidráulica del Caribe S.A.

-Hidroeléctrica Barro Blanco: río Tabasará, en Chiriquí, Tolé, Veladero y Bella Vista. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Generadora del Istmo, S.A.

-Hidroeléctrica el Recodo: río Fonseca, en Chiriquí, San Lorenzo y Boca del Monte. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por la Empresa Nacional de Energía S.A.

-Hidroeléctrica Caña Blanca: río Gualaca y Quebrada Los ángeles. Chiriquí, Gualaca y Los Ángeles. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Argenta Resources, S.A.

-Hidroeléctrica Cerro Viejo: río Corita, en Veraguas y Cañazas. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Río Power, S.A.

-Hidroeléctrica Cerro Mina: río Corita, en Veraguas, Cañazas y Los Valles. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Hidroenergía Company Corp.

-Hidroeléctrica Cuesta de Piedra: río Macho de Monte, en Chiquirí, Bugaba y Boquerón, El Bongo y Paraíso. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Generadora del Istmo, S.A.

-Hidroeléctrica La Cordillera: río Santa María, en Veraguas, San Francisco y Remance.  Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Panama Tankers, S.A.

-Hidroeléctrica Acla I: ríos Agua Blanca y Quebrada Caña Blanca y El Bebedero. En Chiquirí, Boquete y Alto Boquete. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Andree Power Co. S.A.

-Hidroeléctrica Acla II: caudales de  Agua Blanca, Quebrada Caña Blanca, El Bebedero y La Vaca.  En Chiquirí, Boquete y Alto Boquete. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Porto Power Inc., S.A.

-Hidroeléctrica Cerro Gordo: río Santa María, en Veraguas, San Francisco y San Juan.  Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Mifta 52, Inc.

-Hidroeléctrica Quebrada Jaramillo: en la Quebrada Jaramillo y Quebrada Manuela. Chiquirí, Boquete y Alto Jaramillo.  Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Hidro Nacional, S.A.

-Hidroeléctrica Guayabito: río Guayabito, en El Alto, Santa Fe, Veraguas. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por AHB, S.A.

-Hidroeléctrica La Herradura: río Escarrea, en Sortová, Bugaba y Chiriquí. Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Empresa Nacional de Energía, S.A.

-Hidroeléctrica La Cuchilla: río Macho de Monte, en El Bongo, Bugaba y Chiquirí.  Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Hidro Piedra, S.A.

-Hidroeléctrica Palmira: caudales de Colgá, Quisigá y Qdas. Eliot y El Emporio. En Chiquirí, Boquete y Palmira.  Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Palmira Group, Inc.

-Hidroeléctrica La Garita: río Las Nubes, en Cerro Punta, Distrito de Bugaba.  Está en trámite la solicitud de concesión presentada por Haras Cerro Punta, S.A.

 

DESCARGAR: AQUÍ (.pdf 6 págs. 128.8Kb)

LEER TODOS LOS ESCARAJUMOS:
http://otrosmundoschiapas.org/index.php/component/content/category/118-el-escaramujo.html
 

 

Mesoamérica se reúne en Pacuare: VI Encuentro en Defensa de los Ríos y las Comunidades

Mesoamérica se reúne en Pacuare: VI Encuentro en Defensa de los Ríos y las Comunidades

Osvaldo Durán Castro
redlar• Delegaciones de comunidades campesinas e indígenas de Mesoamérica que enfrentan represas, líneas de transmisión, minerías, turismo de enclave y otros proyectos que afectan negativamente su vida y la naturaleza, realizarán el VI Foro regional en las comunidades del río Pacuare en setiembre del 2011.
• El evento es la continuación de 5 encuentros mesoamericanos realizados en diferentes países; los 2 últimos en las conflictivas regiones de Lorica, Colombia y Boquete, Panamá, donde los proyectos impuestos originan, igual que en los demás países de Latinoamérica, disputas legales, desplazamientos forzados de familias y poblaciones enteras, juicios, encarcelamientos y hasta el asesinato de personas.

Entre la vida y el mercantilismo
La visión comercial para la explotación energética del agua en Mesoamérica, proyecta la construcción de hasta 406 represas, que producirían alrededor de 16.000 megavatios (Inventario de Infraestructura Mesoamericano, Conservation Strategy Fund, citado por León y Bonilla. 2008). Semejante propuesta es el más claro indicador de una visión mercantiliza de la vida que no respeta consideraciones de orden cultural, derechos de los pueblos, economías locales, ni los ecosistemas en cada una de las cuencas que serían destruidas e impactadas de manera irrecuperable. Queda claro que bajo esta noción de progreso, es imposible acercarse a la aspiración de la Comisión mundial de represas, en el sentido de que “…el “fin” que debe alcanzar cualquier proyecto de desarrollo es el mejorar de un modo sustentable el bienestar humano, es decir, producir un avance significativo en el desarrollo humano, sobre una base que sea viable económicamente, equitativa socialmente y ambientalmente sustentable” (Informe CRM. 2001).
En todo el mundo los proyectos hidroeléctricos son presentados como obras especializadas, pensadas, diseñas y construidas por grupos selectos de expertos, técnicos y científicos ajenos a las comunidades impactadas negativamente y hasta desaparecidas. Cada proyecto hidroeléctrico, PH, es asociado con “desarrollo” y se hace creer que es indispensable para el “progreso” del país y las comunidades en las que se construirá. Con este argumento muchas veces se logra ocultar los intereses empresariales detrás de las hidroeléctricas. Aun en proyectos estatales se ven favorecidos intereses corporativos pues muchos de los contratos para estudios previos, estudios de impacto ambiental, construcción, operación y distribución de electricidad, son adjudicados a empresas privadas locales o extranjeras. No menos cuestionable es la corrupción, tráfico de influencias y dudosos arreglos políticos para favorecer a empresarios ligados a los gobiernos.
Otra característica común de los PHs es que a las comunidades se les oculta la información que les daría la oportunidad real de saber qué es lo que se hará. La desinformación crea un estado de indefensión y siempre es la primera acción deliberada para que las comunidades no puedan ejercer una participación social efectiva frente a las hidroeléctricas, líneas de transmisión y otras obras asociadas. Es evidente que sin información no puede haber diálogo y mucho menos negociación sobre cualquier asunto de interés para las comunidades impactadas. Esto genera la línea de base para la manipulación y la exclusión, o para una participación funcional y controlada por los proyectistas.
Esa relación autoritaria se refuerza con el poderío económico que se despliega para una represa, y que posibilita desde la construcción de las obras como tapa del embalse, túnel, cada de máquinas, entre otras, hasta la “compra por necesidad” de las comunidades con caminos y pequeñas obras y arreglos de infraestructura, regalos de sacos de cemento, tarros de pintura, etc. No menos pesado para las comunidades es el cambio social generado por el aumento incontrolado del consumo local en hoteles, pequeños hospedajes y hasta casas, restaurantes, bares, la “explosión” de la prostitución, etc, durante la etapa constructiva. En todo caso, los negocios locales temporales, por más rentables que resulten para algunas personas, nunca compensan la descomposición social que la mayoría de las veces genera una hidroeléctrica, y que se prolongan indefinidamente. Los impactos negativos toman perfiles irrecuperables si se considera que el desarraigo por pérdida de terrenos, fincas, ya sea voluntariamente o por expropiaciones forzadas, convierten a familias y comunidades enteras, en poblaciones errantes y desamparadas. Otras comunidades que no necesariamente son impactas en la construcción de las represas, sufren sus impactos negativos y hasta el riesgo de desaparecer o migrar, dado que los ríos aguas debajo de una represa se convierten en focos de peligro inminentes y permanentes por los desfogues o apertura de compuertas. Los empresarios, ya sean públicos o privados, evaden su responsabilidad colocando simples rótulos que advierten sobre el peligro de crecidas “en cualquier momento”.
Si bien la electricidad es indispensable para la vida de la mayoría de las personas, el dilema es aceptar o no que todos los ríos sean represados. En este punto se contraponen 2 visiones: una es mercantilista y está basada en el crecimiento económico, el consumismo ilimitado y la acumulación de riqueza en pocas manos. La otra es una visión ética que concibe los ríos como elementos indispensables para la vida –social y natural- y promueve la planificación energética y de la hidroelectricidad en particular, sobre criterios técnicos, de responsabilidad y ética. En ese marco muchas comunidades impactadas negativamente por las represas están intentando tomar parte de la definición de cuál es el modelo energético que requerimos y podemos implementar; y dentro de este modelo, cuáles ríos pueden ser represados y cuáles no.
represasEn muchos países la acción de las comunidades ante la imposición de proyectos se está convirtiendo en un ejercicio de participación efectiva, cuyos resultados se pueden resumir en la oposición a las represas en el río Pacuare. Según Martín Granados, un campesino de San Joaquín de Tuis, defensor del Pacuare “la represa sigue detenida gracias a que las comunidades no nos dejamos apabullar por el ICE –Instituto costarricense de electricidad- y los gobiernos. Si no nos hubiéramos plantado ya hubieran hecho lo que quieren, y mal hecho como lo estaban haciendo, abriendo trochas en las montañas a la par del río y metiéndose adonde fuera sin permisos y tratando de engañar a todo el mundo y en especial a los indígenas, que son la gente que más ocupan que les digan que sí”.
A las represas se suman las líneas de transmisión cuyos impactos también pueden ser letales para las comunidades y los ecosistemas. En todos los casos de PHs las líneas de transmisión locales, nacionales y regionales, tienen impactos ecológicos y sociales cuya magnitud llega a ser incluso igual de perniciosa a la construcción misma de los PHs. El mercado eléctrico centroamericano requiere la instalación de al menos 1.790 kilómetros de líneas de transmisión (http://www.eprsiepac.com/ruta_siepac_transmision_costa_rica.htm) y esto ha generado también un nuevo foco de tensión entre los proyectistas y las comunidades, pues ya muchas poblaciones se han enterados de los daños a la naturaleza y la salud humana, como aceleración de varios tipos de cáncer, que generan las líneas de alta tensión. Esto sucede mientras las autoridades gubernamentales, como el caso de Costa Rica, siguen sin atender los argumentos de las comunidades, como es el caso del cantón de Dota, basados en los argumentos científicos más actualizados.
En todos los países los PHs y sus líneas de alta tensión siguen generando conflictos sociales por la carencias de consultas, violaciones de derechos y, en última instancia, la imposición, con costos incluso de vidas humanas, pues muchas personas defensoras de los ríos y la naturaleza, ha sido asesinadas, sin que, sospechosamente, la justicia de cada país haya determinado quiénes son los responsables directos. Los casos de Bety Cariño en México y de indígenas en Colombia y Panamá, son sólo ilustraciones de la violación de derechos humanos fundamentales de información, organización, socio-culturales y finalmente de la vida misma.

Debate, organización y alternativas energéticas
Para muchas comunidades los Foros Mesoamericanos son el único espacio público sin restricciones para exponer su situación y para obtener el apoyo de organizaciones nacionales y regionales. Para garantizar que el foro sea un espacio sin mediatización, hemos propuesto que el objetivo general del mismo sea “Fortalecer los espacios de intercambio para la información, conocimiento y capacidad de gestión entre organizaciones sociales de comunidades Mesoamericanas que defienden sus ríos, sus derechos humanos, la naturaleza y la vida, ante la amenaza de represas y otros megaproyectos”.
Durante el VI Foro se facilitarán espacios para el intercambio de experiencias y aprendizajes entre comunidades que enfrentan procesos de construcción de represas en cualquier fase, se propiciará el intercambio de información y conocimiento de y entre las comunidades sobre los planes nacionales y regionales de construcción de represas y sus impactos ecológicos y sociales asociados, y se revisarán y evaluarán las oportunidades de organización que tienen las comunidades para la defensa de sus derechos. Igualmente importante en el foro será el objetivo de “Consolidar el debate regional sobre energías alternativas cuyas fuentes aseguren la protección de la naturaleza y los derechos humanos de los pueblos”. Sobre este último aspecto, es indispensable establecer que desde mucho antes de que el debate sobre posibles fuentes de energía alternativa y más o menos limpia, fuera tema de gobiernos, algunas agencias multilaterales y empresas transnacionales, ya era ampliamente discutido entre las organizaciones sociales. En general los gobiernos y las empresas energéticas, y sobre todo para las constructoras de represas, se han preocupado más por la propaganda que por las acciones concretas y sentido estricto, por establecer límites al crecimiento de la oferta y la demanda energética. Los mismos gobiernos y corporaciones que impulsan las represas, la minería, el aumento del ciclo petrolero y todo tipo de industrias extractivas, son los mismos que propician y discuten sobre las soluciones y fabrican y pagan el círculo mediático global y local sobre “desarrollo sostenible”. Entre otras creencias, científicamente comprobadas como falaces, los Phs son presentados como energía limpia y renovable, de tal forma que se siguen promoviendo sin atender sus negativos impactos sociales y ecológicos (ver entre muchas referencias Durán-Castro, Osvaldo “Represas y turismo en tres decretos contra Guanacaste”. www.ambientico.una.ac.cr, 197, febrero, 2010).

Nuevos debates y seguimiento
Durante la fase preparatoria del VI Redlar, que para PROAL-Amigos del Pacuare de Costa Rica inició desde la finalización del V Redlar-Boquete Panamá en abril del 2009, se ha perfilado un encuentro que permita abordar la amplia problemática que viven las comunidades, los impactos negativos en los ecosistemas, la urgencia de generar modelos y matrices energéticas que aseguren sustentabilidad y responsabilidad a largo plazo, las políticas, toma de decisiones, la participación de las comunidades en el contexto de la globalización y regionalización.
En síntesis, las organizaciones y comunidades participantes, tendrán la oportunidad de intercambiar sus vivencias y procesos de organización, informarse, compartir sus conocimientos y de generar propuestas, bajo los siguientes temas:
1. Derechos humanos y comunitarios ante los megaproyectos. Escenario global y visión mesoamericana. Derechos de los pueblos indígenas y legislación nacional.
2. Estrategias de participación social efectivas.
3. Megaproyectos en Mesoamérica: represas, líneas de transmisión, minería, petróleo, gas, falsas soluciones frente al cambio climático, marinas, etc.
4. Geopolítica de la naturaleza e inversiones en América Latina, acuerdos multilaterales, bilaterales y alianzas empresariales y gubernamentales.
5. Ecología de los ríos y naturaleza.
6. Modelos energéticos sustentables y revisión de demanda energética real de los pueblos.

En el Foro Mesoamericano se prestará especial cuidado al seguimiento de algunos de los mayores conflictos sociales y ecológicos generados por megaproyectos:
En México los PHs La Parota, Paso de la Reyna y la Yesca. Las Presas de abasto de agua Zapotillo y Arcediano, el campo eólico La Venta, y las luchas para resarcir a la población de El Cajón y Los Picachos.
En Guatemala los PH Xlalá, HidroXalbal, la minería a cielo abierto en San Marcos y la interminable lucha para resarcir y reinvindicar las víctimas de Chixoy.
En Honduras los megaproyectos de enclave turísticos Bahía de Tela, PH Patuca III, la Base militar Katski, la explotación petrolera de la plataforma marítima y los PHs El Tigre y Wancarque y otros en Atlántida y Valle de Sula. Las minerías Minas de oro en Comayagua y Montecillo.
El Salvador los PHs El Tigre, El Chaparral, El Cimarrón, Sensunapán II, la exploración minera en Texistepeque, Chalatenango, Cabañas y Morazán.
En Costa Rica los PH Diqués, la defensa del Pacuare y el Savegre, las líneas de alta tensión, las mimerías y todo tipos de proyectos invasores de los territorios indígenas, entre otros.
En Panamá, destrucción de la legislación de la autonomía de los pueblos, en un país con una vasta cultura originaria que incluye Gnobe, Buglere, Nasso, Emberá, Wounaan, Kuna, etc, y aún no ha ratificado el Convenio 169 de la OIT. Especial atención merece la situación en Bocas del Toro donde los PHs suman 15 de un total de 160 en todo el país, de los cuales 120 serían en Chiriquí. Panamá es un caso clarísimo de represión generada por PHs, pues según datos de organizaciones civiles, hasta 12 personas fueron asesinadas en junio del 2010.
En Colombia las represas Urrá 1 y 2 y la defensa de los derechos de los pueblos campesinos e indígenas, sistemáticamente desconocidos.

Un panorama global diseñado para el capital
Sin profundizar en el tema, debemos resumir que América Latina está viviendo un acelerado proceso de integración supeditada y desequilibrada en contra de las sociedades nacionales y de los pueblos en particular. Los recursos de la región como minerales, riqueza marina, biodiversidad y agua, están en la agenda de las principales empresas transnacionales y su control y apropiación están siendo facilitados a través de mecanismos como los acuerdos comerciales bilaterales, regionales y multinacionales. De acuerdo con Lourdes María Regueiro Bello, se trata de consolidar la “seguridad energética” de los Estados Unidos, en el marco de un modelo en el que los gobiernos de la región aceptan ceder soberanía, desregular y abrir mercados (2008. Los TLC en la perspectiva de la acumulación estadounidense. Visiones desde el Mercosur y el ALBA. CEA-CLACSO), y, debemos agregar, construir alianzas entre grupos de poder locales con mega-empresas transnacionales, descuidando cada vez más los intereses y necesidades de los pueblos impactados negativamente por proyectos de minería, turismo de enclave, explotación comercial de la biodiversidad, y explotación del agua en todas sus formas, incluidas las represas.
En el IV Encuentro REDLAR, en Lorica, Colombia en 2008, se había concluido que “Las políticas energéticas impulsadas por los diversos gobiernos de Latinoamérica se basan en la construcción de numerosos megaproyectos hidroeléctricos que responden a una estrategia de crecimiento y “desarrollo” económico, social y político excluyente, de despojo y destrucción del patrimonio natural y de la vida en general, sin tener en cuenta los graves impactos que estos causan sobre la vida de la gente, la cultura y el territorio”.
Hasta ahora ese panorama no ha cambiado. La estrategia de acumulación global y regional, sigue propiciando un modelo de desarrollo excluyente y ajeno a las necesidades de las poblaciones y destructivo de la naturaleza. En ese contexto es que las comunidades de Mesoamérica participantes en el VI Redlar, buscaremos consolidar espacios de trabajo y proponer alternativas que aseguren la satisfacción de demandas tan importantes como la energía, pero nunca al costo de destruir la Tierra y de violentar los derechos de las personas.

Osvaldo Durán Castro es Coordinador VI REDLAR.

Más información:
http://www.redlar.org/

Más Artículos...

  1. EL ESCARAMUJO 11: EL MITO DEL HOMMO ECONOMICUS

Recibir el Boletín Mensual

RSSfacebooktwitteryoutube