Exigimos justicia completa para el defensor Noé Vázquez, a 4 años de su asesinato

Comunicado del Movimiento mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER), del cual Otros Mundos A.C. formamos parte - Veracruz, México, a 10 de agosto del 2017

Exigimos justicia completa para Noé

Noé, Noé Vázquez Ortiz, fue asesinado hace 4 años cuando subió al cerro a recoger flores, semillas y follaje. Él se había ofrecido a hacer una bienvenida a los compañeros que venían a celebrar el X aniversario del MAPDER (Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos). Iba a hacer una representación del Tláloc, Dios del Agua, y quería que todo estuviera fresco. La ceremonia sería en la tarde, así que salió al cerro al medio día en compañía de un niño a traer las ofrendas del monte. Sin embargo, de regreso lo esperaban tres cobardes sicarios y lo mataron; el niño huyó. Al bajar del cerro, los asesinos fueron detenidos, traían sus ropas llenas de la sangre de Noé. Después de 4 años se les ha dictado sentencia: 20 años de prisión.

Sin embargo, su asesinato dejó mucho dolor: una comunidad fragmentada y enfrentada, porque tanto Noé como sus homicidas eran del mismo lugar, Amatlán de los Reyes, en Veracruz, poblado amenazado por el proyecto hidroeléctrico "El Naranjal" al que Noé se oponía. Una madre destrozada que murió, dicen que de tristeza tiempo después. Una viuda, Lupita, que con todo el dolor a cuestas luchó por que se hiciera justicia y no fuera un crimen más. Un niño, que por ser el testigo, tuvo que abandonar su comunidad y su familia teniendo que vivir con el recuerdo que su amigo y mentor fuera asesinado por unos canallas.

Los asesinos materiales están presos, pero ¿los que ordenaron este crimen?, ¿los autores intelectuales? ¿los que con dinero sucio pagaron la sangre derramada? Esos están libres. No habrá justicia completa hasta que sean traídos a la justicia y se recupere la armonía en esta comunidad.

Este cobarde asesinato también mostró la fragilidad en que se encuentran los luchadores por la defensa del territorio, tanto en México como en Veracruz, donde el crimen organizado operaba desde el edificio de gobierno estatal. Pese a la muerte de Noé, el Proyecto Hidroeléctrico El Naranjal no está cancelado, y la empresa sigue operando para que las poblaciones cedan sus terrenos. Y sin embargo, pese a la muerte, la resistencia y unión han detenido la operación del proyecto.

Desde LAVIDA, abrazamos a la familia de Noé Vásquez y a su esposa Lupita, así como al Colectivo Defensa Verde. Agradecemos mucho a las personas, organizaciones y movimientos a nivel nacional e internacional que se solidarizaron con este caso; sin su apoyo y la cobertura no hubiese habido justicia.

Ahora Noé está en su paraíso, el que describe en el texto que tenía preparado leer en la ceremonia de bienvenida el día que lo mataron y que se convirtió en un triste presagio de su muerte: "A las personas que morían, o mueren por causa de las aguas o en defensa de ella, van al paraíso, donde existen cosechas permanentes de toda clase de árboles frutales y semillas".

Noé: te recordamos. Descansa en paz, hermano. Te seguiremos honrando con nuestra acción y vida.

¡NO A LAS PRESAS!

¡AGUAS PARA LA VIDA, NO PARA LA MUERTE!

FIRMAN:

La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental, LAVIDA

Movimiento Mexicano de Afectadas y Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos, MAPDER